¿Qué nos pidieron?

Necesitaban un spot (y su creatividad) en una semana.


¿Qué hicimos?

Activamos todas las neuronas del equipo para lograr aprobaciones en tiempo récord. Castings a la velocidad de la luz y conseguir la mejor y más adecuada localización posible.

En una semana el spot estaba en el aire, y nosotros con el cliente por las nubes de contentos.